05 abril 2009

La mujer en el espacio (8º parte)

El 2003 fue un año duro para la NASA, el transbordador Columbia se desintegraba en la atmósfera, luego de una misión científica de quince días, entre sus siete tripulantes se hallaban dos mujeres astronautas Kalpana Chawla y Laurel Clark quienes, junto con Judith Resnik y Christa Mc Auliffe, pasaron a engrosar la lista de mártires espaciales, hoy son cuatro las mujeres fallecidas en la historia de los vuelos espaciales.

Kalpana Chawla y Laurel Clark, fallecidas en febrero de 2003 a bordo del Columbia.

Pero como el hombre (y la mujer) se repone de sus propias caídas, la vuelta al espacio significó un nuevo récord de permanencia femenino en el espacio, como destacamos en el post anterior y una gran apertura en la participación de la mujer en el espacio.

El turismo espacial ya era moneda corriente a bordo de la Estación Espacial Internacional de la mano de los rusos que siempre estuvieron necesitados de financiar sus vuelos, especialmente después de 2001, sin embargo el cuarto turista espacial, originalmente un japonés llamado Daisuke Enomoto fue reemplazado a último momento por su back up, la estadounidense de origen iraní, Anousheh Ansari.

Ansari nació en Teherán, Irán el 12 de septiembre de 1966, luego de emigrar a EEUU en 1984, obtuvo el título en ingeniería electrónica y en ciencias de la computación. Fundó con su hermano Amir Ansari el X-Prize a través del cual premió a Burt Rutan con U$S 10M por ser el primero de lograr un prototipo para volar más allá de la atmósfera terrestre en vuelo sub-orbital.

Siguiendo en el marco del aporte para elprograma espacial, Ansari compró un asiento en la Soyuz para pasar una semana a bordo de la Estación Espacial Internacional.
Su momento llegó en septiembre de 2006, a bordo de la Soyuz TMA-9, acompañando a la Expedición 14 y regresando en la Soyuz TMA-8 junto a la 13 que finalizaba su estada en la ISS, la participación de Ansari en el turismo espacial dió una gran espectativa para todo el común de la gente que, algún día, tendrá la posibilidad de viajar al espacio.

Durante el 2007 la Estación Espacial recibió a Barbara Morgan, la maestra que fue suplente de Christa Mc Auliffe en aquel fatídico vuelo del Challenger, en 1986, Morgan siguió fiel al programa espacial de la MASA y en 1998 se convirtió en astronauta para, nueve años después, realizar su primer vuelo a bordo de la STS-118 Endeavour. A ella ya le hemos dedicado este post.

Barbara Morgan astronauta de la NASA en la misión STS-118.

En 2008 un nuevo país se vió representado en el espacio, Corea del Sur, de la mano de Soyeon Yi quien acompañó a la Expedición 17 a la ISS, a bordo de la Soyuz TMA-12 y regresó una semana después en la Soyuz TMA-11 junto a los integrantes de la Expedición 16, Peggy Whitson y Yuri Malenchenko.


Soyeon Yi, la primera Surcoreana en órbita.

Por primera vez había dos mujeres en una Soyuz, al menos en el viaje de regreso, que fue bastante accidentado por cierto debido a la gran velocidad con la que terminó cayendo, un hecho que no pasó desapercibido para ciertos funcionarios rusos.


La mujer nº 50 en el espacio visitó la ISS en mayo de 2008, se trata de Karen Nyeberg quien realizó su primer vuelo a bordo de la STS-124 Discovery, encargada de instalar uno de los segmentos del módulo Kibo en la ISS.



Karen Nyeberg, la mujer nº 50 en volar el espacio.


Hasta el día de la fecha 50 mujeres han viajado al espacio, tres rusas, cuarenta y un estadounidenses, dos canadienses y una representante de Francia, Gran Bretaña, Japón y Corea del Sur. Aquí una tabla muy completa de sus vuelos.



A todas ellas va el reconocimiento de su dedicación a la nada fácil tarea de vivir, trabajar en el espacio y, por supuesto, ser mujer.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...