27 junio 2007

Se viene la STS-118 : Barbara Morgan

Barbara Morgan cuando fue reemplazo de Christa McAuliffe en 1986.

Estoy seguro que todos recuerdan a la maestra Christa McAuliffe, quien falleció en el trágico accidente del Challenger en enero de 1986, pero pocos saben que en las "sombras" había otra maestra que entrenó como suplente y no llegó a volar.

Su nombre es Barbara Morgan, ahora es astronauta y está próxima a volar en la misión STS-118 en agosto, seguramente cumpliendo el sueño de la maestra en el espacio.
Nativa de McCall, Idaho, Morgan, actualmente de 55 años de edad, fue seleccionada en 1985 como candidata de reserva para el programa del Profesor en el Espacio, que se llevaría a cabo por quien fue su titular, la malograda maestra Christa McAuliffe, quien murió junto a sus otros seis compañeros en el fatídico accidente del Challenger en enero de 1986.

Tras el accidente del Challenger, el programa fue suspendido y Morgan trabajó con la Oficina de Educación de la NASA reuniéndose con profesores y estudiantes a lo largo del país para compartir sus experiencias en el entrenamiento espacial y su relevancia para la clase y el futuro de América.

En el otoño de 1986 Morgan regresó a dar clase en la Escuela Elemental McCall-Donnelly en Idaho, pero continuó viajando por el país para apoyar a los esfuerzos educativos de la NASA.

Su calificación para volar en 1986 y su trabajo cerca de la NASA durante estos veinte años le valió un reconocimiento y un puesto en el grupo 17 de astronautas.
Morgan entrenando para la STS-118 en 2006 y junto a McAuliffe en 1986

En enero de 1998, fue seleccionada por la NASA para completar su entrenamiento de astronauta. Durante más de un año, Morgan ha realizado el aprendizaje de comunicador de astronave, o CAPCOM, en el Control de Misión del Centro Johnson de la NASA en Houston, prestando el enlace de voz entre el equipo de control de vuelo y la tripulación orbitando en el espacio.

A fines de 2002, el entonces Administrador de la NASA, Sean O'Keefe, anunció que Bárbara Morgan, la primera profesora de la agencia, había sido asignada como tripulación en una misión del Transbordador Espacial, prevista originalmente para fines de 2003 hacia la Estación Espacial Internacional, aunque el desastre del Columbia ocurrido en febrero de ese mismo año, volvió a retrasar su sueño de volar, ahora para el 2007.

El comunicado fue destacado con una ceremonia en el Centro de Ciencia de Maryland en Baltimore y ratificó la obligación del Administrador de enviar a un profesor al espacio en una misión nueva para inspirar a una nueva generación de exploradores. El vuelo de Morgan representa el primero de lo que se espera sean muchos vuelos como parte del programa del Profesor Astronauta, esa iniciativa luego se vio acentuada cuando se seleccionó el grupo 19 de astronautas en 2004, donde en apenas once astronautas encontramos a tres educadores .

“La NASA tiene la responsabilidad de cultivar una nueva generación de científicos e ingenieros,” dijo el entonces Administrador O'Keefe.

“La Educación ha sido siempre una parte de la misión de la NASA, pero hemos renovado nuestro compromiso para conseguir que los estudiantes se ilusionen con la ciencia y las matemáticas. El programa del Profesor Astronauta utilizará nuestra posición de excepción en el espacio para ayudar a avanzar en nuestras metas educacionales,” explicó.

La misión asignada a Morgan, STS-118, tiene principalmente dos objetivos: la instalación de segmentos de vigas adicionales que incrementarán el poder de comunicación de la Estación Espacial Internacional y el desarrollo de suministros para la tripulación de la Estación. Morgan tomará parte en un número de eventos educativos desde el espacio y tendrá que ver activamente en el vuelo como astronauta entrenada de la NASA.
“El compromiso de Bárbara y su dedicación a la educación es una inspiración para los profesores en todo el país,” concluyó el Administrador O'Keefe. “Personaliza el espíritu y el deseo de esta agencia para interesar a los estudiantes de nuevo acerca del espacio, y estoy muy contento de que ella pueda llevar a cabo esta misión desde la órbita a bordo del Transbordador Espacial y la Estación Espacial Internacional,” dijo.

El día que la STS-118 despegue (si todo va bien el 9 de agosto) un educador por fin llegará al espacio tras más de 20 años de espera y el recuerdo de Sharon Christa McAuliffe, quien fue compañera y amiga de Morgan, será inevitable.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...