20 junio 2010

De tales padres tales hijos

Hoy en nuestro país y en varios otros se celebra el Día del Padre y es un buen momento para destacar padres e hijos los cuales, ambos, han seguido el camino hacia el espacio.

No son muchos los casos, hay dos cosmonautas, hijos de cosmonautas, y un turista espacial, cuyo padre fue astronauta de la NASA, pero lo más llamativo es que los tres integrantes de esta nueva generación de hombres en el espacio han logrado volar entre el 2008 y el 2009 y prometen volver en breve.

El primer cosmonauta de seguna generación en volar al espacio fue Sergei Volkov, nacido en Ucrania el 1 de abril de 1973 y seleccionado como Cosmonauta del grupo 12 de Energía (1997). Volkov fue comandante de la Expedición 17 en la Estación Espacial Internacional desde abril hasta octubre de 2008 y muy posiblemente vuelva al espacio como integarnte de la Expedición 28 a fines de 2011.

Su padre es Alexander Volkov, nació el 27 de abril de 1948 en Ucrania, seleccionado como Cosmonauta del grupo 6 de Energía (1976) es veterano de tres vuelos espaciales. Soyuz T-14/Salyut 7 donde permaneció 64 días, Soyuz TM-7/MIR 4 entre noviembre de 1988 y abril de 1989 y Soyuz TM-11/MIR 10 entre octubre de 1991 y marzo de 1992.

Durante sus últimos días en la estación espacial Sergei Volkov recibió la visita del sexto turista espacial Richard Garriott, si bien no se formó como astroanuta llegó al espacio de la mano de Space Adventures, inspirado por las hazañas de su padre, Owen Garriot, astronauta de la NASA del grupo 4 (1965) quien participó en las misiones Skylab 2 (1973) y STS-9 Columbia (1983).

Garriot hijo pasó una semana a bordo de la ISS, llegando en la Soyuz TMA-13, junto con los integrantes de la Expedición 18, en octubre de 2008 y regresando en la TMA-12 junto a Sergei Volkov y su compañero Oleg Kononenko.

El tercer y último cosmonauta es Roman Romanenko, compañero de grupo de Volkov en el 12 de Energía (1997) nacido en Moscú en agosto de 1971, fue ingeniero de vuelo de las expediciones 20 y 21, entre mayo y diciembre de 2009, en la Estación Espacial Internacional, totalizando 188 días en el espacio.

Su padre es nada menos que Yuri Romanenko, veterano de tres vuelos, instauró el primer récord de permanencia de 96 días entre diciembre de 1977 y marzo de 1978 en la estación Salyut 6, luego volvió en una misión internacional con el cosmonauta cubano Arnaldo Tamayo Mendez en septiembre de 1980 y su tercer vuelo fue nada menos que en la MIR, llegando a los 327 días de permanencia. otro gran récord que precedió al año de permanencia espacial en la entonces nueva estación.

Por ahora no hay más hijos cosmonautas pero al menos sabemos que la semilla ha quedado sembrada y en estos primeros cincuenta años que el hombre ya lleva en el espacio no es de extrañar que se sucedan generaciones de hombres en el espacio y que en tiempos venideros, así como hemos visto generaciones de marineros, militares, expedicionarios, exploradores o pilotos veamos, tal vez, linajes enteros que dejen su huella en el espacio y ojalá en los planetas.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...