16 mayo 2008

Un astronauta en el Everest

Destinado a vivir en las alturas, el astronauta Scott Parazynski no tuvo suficiente con haber participado en cinco misiones del transbordador y en estos días está a los pies monte Everest esperando el momento de asaltar la cumbre, a 8.800 metros de altura.

Con una personalidad inquieta, este astronauta de la NASA, médico, deposrtista y piloto privado (2.000 horas de vuelo, Parazynski es trotamundos desde bien pequeño.

Nació en Arkansas pero cursó la escuela primaria en Dakar (Senegal) y en Beirut (Líbano), y la secundaria en Teherán (Irán) y en Atenas (Grecia), y por fin se recibió de médico en su país.

Debutó en el espacio, en 1994, con una misión científica, la STS-66, luego en el quinto acople del transbordador con la estación rusa MIR, en la STS-86 (1997), realizando una de las primeras caminatas espaciales internacionales junto al ruso Vladimir Titov.

Pero sus vuelos emblemáticos no acaban aquí, en 1998 participó en la misión STS-95 junto al astronauta leyenda del primer grupo de astronautas, John Glenn que en aquel entonces contaba con 77 años y se convirtió en el hombre más viejo en volar al espacio.

Su primer viaje a la Estación Espacial Internacional lo realizó en la STS-100 (2001) ua misión logística que le permitió visitar el gran complejo por ocho días y su más reciente misión,la STS-120 (2007, lo coronó como astronauta experto en caminatas espaciales al realizar las más dramáticas y peligrosas actividades al reparar un panel solar dañado y añadir, en una sola misión, tres importantes elementos a la ISS (Nodo 2, paneles disipadores de calor y relocalización de paneles P6).

De sus 1.387 horas orbitando la tierra, 47 las pasó en siete caminatas espaciales.

Su aventura en el Everest no es el primer gran intento como montañista. No hace mucho estuvo en Mendoza, para escalar con éxito la "Cima de América", el Aconcagua (6.962 metros), y en estos días está yendo de un campamento a otro entre los 6.000 y los 7.000 metros para aclimatarse antes de intentar el asalto final al "Techo del mundo".

Lástima no haber sabido cuando estuvo en nuestro país.

En su charla en la Feria del Libro Fernando Caldeiro nos mostró una foto en la que está junto a él durante una prueba con los trajes espaciales en las instalaciones del Johnson Space Center.

Luego recordé que al menos tengo una foto de la tripulación de la STS-95, firmada por todos ellos, (incluso Glenn !!) una gran cortesía que tuvo Fernando conmigo hace unos años.

Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo a Parazynski que no pudo esperar otra misión para andar por las alturas !!

Más sobre la expedición al Everest
Biografía de Scott Parazynsky

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...