27 junio 2010

El retorno de Paul Lomax : Entrevista a Sergio Salgueiro

Hace un par de años tuve la suerte de dar con Ricardo Garijo, un conocido artista, dibujante y guionista argentino quien supo combinar su arte con otra de sus pasiones, la astronáutica. Garijo estaba a la vanguardia de la actividad espacial gracias a su relación con gente de los medios que lo mantenía informado acerca de las últimas novedades en noticias espaciales.

Con todos esos elementos creó la tira diaria "Lomax : un viaje al espacio profundo" que se editó en la contratapa del diario La Razón entre septiembre de 1983 y septiembre de 1984, reemplazando nada menos que a una versión original traducida de "Star Trek".   

Lomax era un astronauta de la NASA que inició su gran aventura junto con sus compañeros de vuelo en el transbordador Atlantis en un viaje rutinario, pero un accidente nuclear coloca a la nave y a sus tripulantes en un lejano lugar del espacio y del tiempo donde comenzará su odisea por sobrevivir en medio de una guerra con piratas espaciales.


El ritmo de la historia era tal que atrapó a muchos lectores, pero el traspaso de manos del diario canceló los contratos con los artistas locales y provocó que la historia quedara trunca, sin final, dejando con un vacío inexplicable a todos los seguidores de Lomax (entre los que me incluyo).

La entrevista que le hiciera a Garijo hace un par de años sirvió para que otro ferviente seguidor de aquella historia de Lomax, lograra ubicar a su autor; quien lamentablemente falleció en octubre de 2009, pero esta vez la energía y pasión de admirador lo convirtió en editor y con no poco sacrificio logró reflotar la historia de Lomax, editarla en un libro que ya está en muchas librerías del país y, lo más importante, dotar a la historia de un merecido final.

Con mucho orgullo quiero presentar aquí a Sergio Salgueiro, el "resucitador" de Lomax el astronauta estadounidense con mucho de argentino, quien ha concedido esta entrevista :

1. Como llegaste a conocer la obra "Lomax" de Ricardo Garijo ?

Es una historia muy particular (está explicada en detalle en las palabras previas que escribí para el libro). Cuando tenía más o menos 11 años mi mamá me llevaba todas las semanas a visitar a una tía mía. Como ella no tenía hijos y vivía en un departamento muy pequeño me aburría muchísimo, hasta que un día descubrí la historieta en la "página de los chistes" del diario La Razón, que mi tía compraba.

2. Que fue lo que más te atrapó de esa historia ?

Desde hace un tiempo yo estaba muy entusiasmado con la ciencia-ficción. No te olvides que a comienzos de los ochenta la ciencia-ficción de aventuras estaba en un período muy fértil, con la saga de "La guerra de las Galaxias", el regreso en formato de películas de "Viaje a las estrellas" y las incursiones de la Disney: "Tron", "El abismo negro", etcétera. Cuando descubrí "Lomax" no lo podía creer, porque tenía toda esa magia y encima te tenía en suspenso ya que eran sólo 2 o 3 viñetas por día. Era como ver esos viejos seriales, con su eterno "continuará", sólo que te dejaba con la intriga todos los días.


Además, Lomax era un lujo porque la historia tenía mucha aventura, pero también un "background" impresionante: la complejidad de los personajes, y toda la parafernaria técnica (recién de grande supe que Garijo, el autor, era un apasionado de la astronáutica) lo hacían especial. Digamos que, además de divertir, tenía una calidad bárbara que se notaba.

3. Cuando comenzaste a plantearte seriamente en editarla ?

Cuando el diario dejó de publicar abruptamente la tira me puse muy triste. Un día estaba Lomax atrapado en un planeta perdido a merced de unos monstruos y al día siguiente apareció otra tira, sin ninguna explicación. Recuerdo que estuve mucho tiempo revisando el diario con la esperanza de que Lomax volviera tal como se fue, pero eso nunca pasó. Con el tiempo crecí y me dediqué a la gráfica (profesión heredada de mi padre) y nunca me olvidé de esa fantástica historieta. En diversos momentos de mi vida fantaseé con editarla, como parte de una revista de comics o como libro.

4. Tus primeros pasos como editor se vieron motivados por revivir esta obra ?

Totalmente. Siempre soñé con volverme editor, pero digamos que nunca me lo tomé demasiado en serio: estaba más ocupado laburando o pasando por las diversas etapas de la vida, como crecer y formar una familia. Lo de ser editor era un sueño, y siempre lo traté como tal.

Pero cuando me contacté con Garijo y le mandé un mail, casi sin darme cuenta al final le puse "siempre tuve la fantasía de editar Lomax". De ahí en más fue surgiendo Fan Ediciones: había dejado de ser un sueño, gracias a la vieja historieta.


5. Como contactaste a su autor Ricardo Garijo ?

Un día, a mediados de 2008, estaba frente a mi pc y sin pensarlo mucho puse en el buscador el nombre de la tira, el cual recordaba perfectamente pese a los 24 años transcurridos: "Lomax, un viaje al espacio profundo". Increíblemente surgió un resultado que me alegró muchísimo leer: la nota que le hicieras a Ricardo Garijo en tu blog, "Prensa espacial". Ahí pude enterarme de muchas cosas y luego ubiqué la página web del autor y su mail.

6. Como surgió la idea de darle un final a "Lomax" ?

Un hecho terrible fue que cuando Garijo me respondió mi mail, me contó que estaba atravesando una grave enfermedad. Desde el primer momento nos pusimos de acuerdo en los detalles de la edición, y un tema fundamental fue que había que escribir y dibujar un final para la historia, ya que cuando La Razón canceló la tira, ésta quedó inconclusa. Nos parecía que un libro con una historia sin final era darle a los nuevos lectores la misma desazón que aquellos que sufrimos la decepción de no saber qué pasaba con Lomax y sus amigos.

7. Garijo aportó alguna idea para ese final ? En la historia (no vamos a contarla) hay un personaje, llamado Julio, que en el final planteado por vos toma un giro, el cual encaja bastante bien con la historia original de Garijo.

Por la propia enfermedad de Ricardo él no pudo hacerse cargo de esa tarea. Le propuse escribir yo el final y le mandé un par de posibles desenlaces. Finalmente escribí la historia que salió publicada, la cual él leyó en su momento y aprobó sin cambios.

Lo del personaje de Julio fue un acierto mío, que tiene que ver con el tipo de final que traté de crear: como no quería darle mayor relevancia a la parte escrita por mí (no por falsa modestia, sino para dejar en evidencia que lo importante es el laburo de Garijo), intenté recrear el estilo original, respetar la personalidad de los personajes, los ritmos de la historia y todo eso. Incluso el que lea el libro verá que el final es del tipo "final abierto", porque no quise darle un final demasiado personal a una historia que no es mía.

El dibujo de la parte nueva es obra del genial Guillermo Villarreal, un ilustrador rosarino que contacté por mail y que hizo un trabajo excelente.

De izq. a der.: Sergio Salgueiro, Ricardo Garijo y Mariano Chinelli en la entrega del primer premio del Fondo Nacional de las Artes otorgado a Ricardo en 2008 por su cuento "Los Trenes".


8. Cuales son tus próximos pasos planeados como editor ? Volverías a revivir alguna otra obra de Garijo como "Planeta de Acero" por ejemplo ?

Uf, proyectos en general tengo miles, lo que falta es el dinero para llevarlos a cabo. La realidad de los pequeños editores es que tenemos que ir de a poquito porque los tiempos de recuperación financiera son larguísimos y los sistemas de distribución y costos están pensados para las grandes editoriales. Pero paso a paso iré editando nuevas cosas para los "fans".

Lo de editar algo más de Garijo es una posibilidad. Cuando faltaba poco para terminar la producción del libro sufrimos la pérdida de este genial tandilense, que era un gran artista (no solo como ilustrador, sino que últimamente descolló como escritor). Y además, un gran tipo. Lamenté mucho su pérdida y, sobre todo, no haber podido editar el libro y que él pudiera tenerlo en sus manos. Luego del bajón inicial, sentí que debía transformar la edición de este "Lomax" que ya estaba casi listo en una "edición homenaje". Así que el libro, además de la historieta completa de Garijo y del final agregado, cuenta con un estudio de la vida y obra del autor y con un apéndice en donde sus amigos, alumnos y familiares le rindieron un hermoso homenaje en forma de ilustraciones y textos.

Llegado el momento de editar el libro conocí a la que fuera su mujer y compañera de toda la vida, Adriana. Cuando fui a Tandil para la presentación (la cual, te imaginarás, fue emotivísima), Adriana me mostró el lugar de trabajo de Ricardo, sus libros, sus discos... fue una cosa fuertísima. Con ella charlamos la posibilidad de recuperar otra obra de Garijo, podría ser Planeta de Acero u otra. Pero por lo que te contaba antes, acerca de lo que debe luchar un editor pequeño, son cosas que se darán con el tiempo. La puerta está abierta, y las ganas de hacerlo existen, así que sólo puedo decir ¡ojalá se de!

9. Si bien hace poco que se editó "Lomax" que comentarios o impresiones recibiste al respecto por parte del público?

Con la edición del libro descubrí que yo no había sido el único que se había "enamorado" de la historieta. Me han llegado mails de gente que me agradece infinitamente el rescate de la tira. Me hablaron de una emoción infinita, de sentir que algo se había, por fin, cerrado. Como un ciclo, o algo así. Es una alegría para mí saber que otra gente sintió esa pasión por un personaje que, injustamente, no pudo desarrollarse y hacerse popular como merecía.

Muchas Gracias Sergio ! (tanto por la entrevista como por el trabajo que has realizado).

¡Te agradezco mucho por este reportaje! Y aprovecho para sugerirle a todo aquél que quiera comprar el libro que me mande un mail a info@fanediciones.com.ar así le puedo informar de los puntos de venta donde conseguirlo, ya que como el libro es una edición limitada está distribuido sólo en algunos puntos específicos.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...