30 marzo 2010

Aventuras y desventuras de un científico soviético


Mientras aguardamos la gran actividad de misiones previstas para abril recorremos nuevamente la biblioteca del blog, en este caso se trata del libro "Aventuras y desventuras de un científico soviético" de Roald Sagdeev físico ruso quien fuera director del Instituto de Investigaciones Espaciales (IKI) el cual llevaba adelante los aspectos científicos de las sondas interplanetarias soviéticas.

Fue el primer científico soviético elegido para la Academia Pontificia de Ciencias .

Sagdeev relata en este libro, en primera persona, su paso por el IKI y su permanente enfrentamiento con los ingenieros aeroespaciales a la hora de planificar las misiones planetarias tal como lo expone en este párrafo : " Los científicos siempre necesitan nuevos diseños y novedosos artilugios, todo lo contrario a la industria aeroespacial, que prefiere diseños probados y resistentes que hayan dado buenos resultados. En los años de la Unión Soviética la política y la ciencia tuvieron una de sus luchas más duras."


Pero su peor desventura fue padecer la intromisión de la política de su país en las décadas más duras de la Guerra Fría, lo cual politizaba en extremo el programa espacial soviético, tanto en las sondas interplanetarias como en los vuelos tripulados que le siguieron a la misión internacional Apollo-Soyuz; el programa Interkosmos.

Un elemento interesante de este libro es el prólogo escrito por Carl Sagan, quien tuvo el privilegio de conocer a Sagdeev y lo definió como el científico que impuso la Glasnot en la comunidad científica varios años antes que la política, especialmente cuando fracasaran las sondas Phobos destinadas al satélite del planeta rojo en 1986.

Los soviéticos de entonces, muy acostumbrados a tapar sus errores, dificilmente podían aprender de ellos cuando se lanzaban nuevas sondas y esa actitud a veces los conducían a nuevos fracasos, sin embargo Sagdeev convenció a fuerza de empujones que nunca recibirían colaboración internacional en sus misiones planetarias si no informaban las causas de los fracasos, si bien las sondas Phobos 1 y 2 no habían alcanzado su objetivo, al menos daban la oportunidad de que la URSS se abriera a las naciones participantes del proyecto y compartieran el fracaso para asegurar el éxito en las siguientes misiones.

El libro fue editado en 1996 por la editoral española Alianza, aunque se consigue en las librerías céntricas de nuestro país; que más puedo decir ? muy recomendable para los que siempre quisimos saber más de lo que pasaba tras la cortina de hierro en esos años.

4 comentarios:

Tropea dijo...

Interesante libro e interesante historia (bueno, de parte de un fanático de la historia de ciencias como esta, entre otras). Si, del otro lado de la ex-cortina de hierro debe haber material histórico interesantísimo. Gran dato este, si el libro llega a mis manos lo leeré sin vacilar, y encima están las palabras de Carl Sagan.

Diego Córdova dijo...

Seguro que lo vas a disfrutar Alejandro !

MUNICIPALIDAD DE SURCO-GER. DE DESARROLLO SOCIAL dijo...

si le parecio fatal a este cientifico las condiciones de trabajo en
los tiempos de la urss. Que dira de la decada de los 90 y los 2000 seran los ideales???

TALsite dijo...

Lei este libro cuando se publicó, y me viene a la memoria la calificación de reaccionaria que el autor daba a Svetlana Savitskaya. Interesante visión del sistema sovíetico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...