01 enero 2010

Como será el 2010 en vuelos tripulados


Luego del aplastante informe de la Comisión Agustine sobre de las posibilidades reales que tiene la NASA de llevar adelante el futuro programa lunar Constellation, se esperó la desición final presidencial de Obama, la cual determinará si le da un presupuesto para seguir adelante con los planes lunares o no.

La decisión presidencial se ha hecho esperar hasta ahora, pero este año será determinante para el futuro de la NASA.

Mientras tanto en cuanto a la Estación Espacial Internacional se refiere, si todo va bien, será un año tan productivo como el anterior, el cual mantendrá ocupadas a varias agencias espaciales, no olvidemos que, además, este será el año del retiro del transbordador espacial de la NASA.

Este año el ciclo de vuelos tripulados se iniciará en febrero, el transbordador Endeavour será lanzado el día 7, en su misión STS-130, la cual tiene prevista llevar a la Estación Espacial Internacional el Nodo 3, bautizado como Tranquility, más la cúpula de observación, la cual se instalará sobre el Nodo 1, Unity, con sus ventanales ofrecerá un excelente puesto de observación para los astronautas.

La tripulación, de seis integrantes, compartirá su estadía en la estación con los cinco de la actual Expedición 22.

En marzo le tocará el turno al transbordador espacial Discovery, la misión STS-131 será de tipo logístico, para lo cual llevará en su bodega el módulo Donatello y lo acoplará a la estación para transferir material científico y provisiones; el Donatello volverá en la bodega del Discovery trayendo experimentos finalizados para su posterior análisis en tierra.

Entre los siete integrantes de esta tripulación se encuentra la japonesa Naoko Yamazaki, quien, cuando llegue a la estación, se encontrará con su compatriota Soichi Noguchi, integrante de la Expedición 22; será el primer encuentro de dos japoneses en órbita, uno llegado en una nave rusa Soyuz y otro en la americana Discovery.

En abril despegará desde el cosmódromo de Baikonur la Soyuz TMA-18, tripulada por los cosmonautas rusos, Alexander Skvortsov, Mikhail Korniyenko y la astronauta de la NASA, Tracy Caldwell-Dyson; integrantes de la siguiente Expedición 23, con este arribo habrá tres naves Soyuz acopladas (TMA-16, 17 y 18) a la estación y ocho personas a bordo.

A mediados de abril el astronauta Jeff Williams y el cosmonauta Maksim Surayev abordarán la Soyuz TMA-16 para regresar a la Tierra, a partir de ese momento comenzará la Expedición 23, con seis integrantes a bordo.

En mayo llegará a la estación el transbordador Atlantis, en su misión STS-132, con seis tripulantes, cumplimentando una de las misiones más interesantes, ya que llevará en su bodega y acoplará en la estación, el módulo ruso MRM-1, bautizado como Rassvet, de acuerdo con los planes actuales sería el último vuelo de este transbordador.


En junio, con el lanzamiento de la Soyuz TMA-19, se iniciará la Expedición 24; la nave Soyuz estará tripulada por el cosmonauta Fyodor Yurchikhin y los astronautas de la NASA, Shannon Walker y Douglas Wheelock y la expedición se conformará cuando el trío se una a los ya residentes Skvortsov, Korniyenko y Caldwell-Dyson.

La Expedición 24 recibirá la visita en julio de la STS-134 Endeavour, será el último vuelo del mismo, su misión consistirá en la instalación del tercer paquete logístico (ELC-3) y el sofisticado instrumento científico Espectrofotómetro Magnético Alfa (AMS); entre los seis tripulantes que tendrá esta misión se encuentra el italiano Roberto Vittori, quien será el último no americano en volar en un transbordador de la NASA.

En septiembre llegará la despedida del transbordador, con la misión STS-133, será también el último vuelo del Discovery .

Originalmente planeada antes que la STS-134 su pase al último puesto de la lista se debió a la decisión de que uno de los tres módulos logísticos, que van y vienen con el transbordador, quede acoplado permanentemente a la Estación Espacial Internacional, posiblemente sea el Donatello, las modificaciones que deben realizarle hacen que la STS-133 sea la misión que cerrará, para siempre, la historia del transbordador espacial.

A fines de septiembre despegará, desde Baikonur, la Soyuz TMA-01M, un nuevo modelo que se irá integrando gradualmente con las ya existentes TMA, cuya principal característica será la de la simpleza de los mandos, los cuales podrán ser accionados por un solo piloto, sin necesidad de tener a un ingeniero de vuelo para asistirlo.

Las Soyuz TMA-XM servirán para que sean tripuladas por un cosmonauta y hasta por dos turistas espaciales en un futuro próximo.

Pero la TMA-01M llevará a los integrantes que inicarán la Expedición 25 en la Estación Espacial, el veterano comandante ruso Alexander Kaleri, su compatriota Oleg Skripochka y el astronauta de la NASA, Scott Kelly.

El año se cerrará con la Soyuz TMA-20, programada para diciembre de 2010, la cual inicará la siguiente Expedición 26, con el cosmonauta Dimitri Kondratiyev, la astronauta de la NASA Cathy Coleman y el italiano Paolo Nespoli, el primero de su país en participar de una larga permanencia en el espacio.

Será un año muy activo, aunque marcará el fin de una era con las salida del transbordador de la NASA; todos esperamos que el presidente Obama tome una decisión favorable para impulsar el programa Constellation y a su nave insignia Orion, para que se pueda seguir manteniendo una presencia y una identidad en el espacio.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...