27 noviembre 2009

El Astronauta Christopher Cassidy en Buenos Aires

El astronauta de la NASA Chris Cassidy, quien en el mes de julio participó en la misión STS-127 en la Estación Espacial Internacional, visitó la Ciudad de Buenos Aires, realizando varias charlas en la UCES, en el ICANA y en el Planetario de la Ciudad.

Cassidy, oriundo de Salem, Massachusetts fue seleccionado como astronauta candidato en 2004 y a partir de 2006, al culminar su entrenamiento, quedó en condiciones de participar en una misión espacial. La misión en la que participó Cassidy fue la STS-127 Endeavour, en julio de 2009, en coincidencia con el 40º Aniversario de la llegada del hombre a la Luna; consistente en la instalación de la tercera y última parte del laboratorio japonés Kibo en la Estación Espacial Internacional, para lo cual se debieron realizar cinco caminatas espaciales de la cuales Cassidy participó en tres.

En su visita al Planetario, Cassidy, relató su experiencia en el vuelo, como desarrolló su trabajo y como fueron las relaciones entre los demás tripulantes del Endeavour y luego con los integrantes de la Expedición 20 de la Estación, un momento en el cual se produjo el récord de trece personas en un mismo complejo espacial.

Su relato estuvo acompañado por un video, de unos veinte minutos de duración, que mostraba desde el lanzamiento hasta el aterrizaje del Endeavour, pasando por su estadía a bordo de la Estación.


Durante la ronda de preguntas Cassidy comentó como se había gestado eso de ser el astronauta nº 500 en el espacio desde que Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio, voló en 1961. Al haber otros astronautas en la cabina que también realizaban su primer vuelo, se estudió la ubicación de las butacas y justamente la de Cassidy estaba más adelantada que las demás al momento de que el Endeavour alcanzó la altura de 100 Km.

De todos modos, como lo de la butaca es algo muy relativo, la designación de Cassidy como "Astronauta 500" salió por una votación de sus compañeros.

Al ser consultado acerca de contingencias que se dan en vuelos espaciales, si bien no llegan al desastre como en Apollo 13, confesó que siempre ocurren pequeños percances que obligan a tomar acciones no previstas, por ejemplo en su vuelo falló el sistema de aire acondicionado del Endeavour y él mismo tuvo problemas con los filtros de dióxido de carbono de su traje en una de sus caminatas espaciales.

No faltó el que preguntó sobre la posibilidad de ver Ovnis en el espacio a lo que Cassidy, entre risas, lo desmintió categóricamente.

Volviendo a la realidad de su duro oficio, relató que un astronauta, cuando no vuela, participa como enlace de comunicaciones en otras misiones, forma parte de comisiones con ingenieros para el contínuo desarrollo y mejoras de diseños de naves espaciales y por supuesto debe entrenar para mantenerse en forma.

Hasta que le llega el turno de una misión y allí es cuando comienza el entrenamiento específico de esa misión, para el caso de Cassidy debió esperar cinco años desde su designación como astronauta hasta volar en el Endeavour.

El astroanuta de la NASA luego firmó autógrafos y se fotografió con todo el público presente el cual lo ovacionó agradecido por haber compartido su experiencia profesional con todos.

Gracias por tu visita Chris Cassidy !

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...