24 julio 2008

El hombre SI llegó a la Luna (Parte 2)

3. Los astronautas pisan el suelo y se ven las huellas

Ésta también tiene que ver con escapes. Los conspirativos dicen que al alunizar el cohete se veía claramente cómo barría todo el polvo debajo de él. Esto es cierto. Pero también dicen que, si el cohete barrió el polvo, no tendríamos que ver las huellas de los astronautas a pocos centímetros de la nave. Esto no es cierto...
Más bien, es un error bien grande, el ejemplo que da Plait ilustra exactamente el problema (y lo destruye): "Tome una bolsa de harina y vuelque el contenido en el piso de su cocina (niños: ¡no lo hagan!). Inclínese, inspire profundamente y sople la pila de harina lo más fuerte que pueda. ¡Puf! Ahora hay harina por todas partes, ¿verdad? ¿Por qué? Porque el momento cinético de su aliento pega en la harina, haciéndola moverse.

Pero preste atención a ese movimiento: las partículas de harina suben, van a los costados, a media altura en la cocina y a cada rincón posible. Si usted sopla con la fuerza suficiente, verá que las partículas hacen rizos en el aire, y que el aire mismo las transporta a sitios a los que su chorro de aliento no puede llegar. De hecho, la mayoría de las partículas van a partes de la cocina hacia los cuales usted no sopló".
El asunto es que, en la Tierra, uno no sopla solamente con los pulmones: se ayuda con el aire atmosférico. El aire sostiene las partículas, no las deja caer durante un rato y se mueve impulsado por otras partes del aire, en una especie de dominó. Estamos tan acostumbrados a ver que una masa de aire empuja a otra y ésta a otra que ni siquiera nos damos cuenta de ello.

Como cualquiera comprende, en la Luna no hay aire. Plait: "El único polvo desplazado por el gas de las toberas es el que es golpeado físicamente por el gas de la tobera, o el que es golpeado por otra partícula de polvo. En definitiva, sólo el polvo ubicado directamente debajo del escape o un poquito más allá se moverá. El resto se quedará donde está". Y todo ello sin importar qué tan potente sea el chorro en un ambiente sin aire.

Incluso, el fenómeno favorece la nítida impresión de huellas a pocos centímetros del escape, porque allí el polvo es algo más grueso, ya que ha recibido el que fue expulsado de debajo del cohete.

4. Las sombras no son del todo negras
Dicen los conspirativos: Las sombras no se ven oscuras; los objetos ubicados en los manchones de sombra son claramente visibles. La única fuente de luz de la Luna es el Sol; al no haber aire no hay dispersión atmosférica de la luz. ¿Por qué no son negras las sombras? ¿Por qué?

Doctor Phil Plait: "Ésta cuestión es una de mis favoritas. Los conspirativos te dan la respuesta dentro de su mismo argumento, cuando dicen ´La única fuente de luz es el Sol...´. Esto no es así. La otra fuente de luz es la propia Luna.

El polvo lunar tiene una extraña propiedad: tiende a reflejar la luz en la dirección de la que proviene. Si uno está parado en la superficie de la Luna e ilumina un lugar con una linterna, verá un círculo brillante en el lugar que está iluminando. Alguien ubicado a pocos centímetros de él difícilmente verá nada. La luz es reflejada preferentemente hacia la lámpara de la linterna y no hacia la persona ubicada a un lado".

Lo mismo sucede con la luz de Sol: "Digamos que vemos una foto que muestra al Sol en la parte derecha. Ilumina el lado derecho del módulo, y el izquierdo está en la sombra. Sin embargo, la luz que cae más allá de la nave a la izquierda es reflejada hacia el Sol de nuevo, directamente hacia la superficie del lado que está en sombras".

Se trata del "efecto halo", conocido técnicamente como heiligenschein (que, en alemán, significa "halo"). El heiligenschein explica otros argumentos conspirativos, como que los astronautas a menudo parecen estar iluminados por un reflector. Se trata, simplemente, del círculo de luz del Sol que vuelve a él sin desviarse.

El efecto es muy claro aquí en la Tierra también. Para comprobarlo, Phil aconseja lo siguiente: "En una mañana fresca, párese sobre césped húmedo. Dé la espalda al Sol y mire la sombra de su cabeza. Verá un halo a su alrededor. El efecto es también notorio en superficies de polvo fino y revuelto, como campos de béisbol o pistas de turf. O la Luna".
Continuaremos desmitificando...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...