25 septiembre 2007

El Dream Team !


Encontré esta foto que si bien no deja de ser un montaje no deja de ser muy agradable. Las mujeres en cuestión son Eileen Collins y Pamela Melroy, las dos únicas mujeres astronautas que llegaron a ser comandantes en el transbordador espacial.
Aquí las vemos atraviadas con el traje lunar de las misiones Apollo, gracias al photoshop, lo cual da un gran toque de nostalgia que nos lleva a la década del 60, la mejor época de los vuelos espaciales tripulados.
Lamentablemente nunca han volado juntas, ni tampoco lo harán ya que Collins, luego de dos misiones como piloto y dos como comandante, dejó el cuerpo activo de astroanutas a fines de 2005.
Pamela Melroy ya fue piloto y le tocará en octubre comandar el transbordador Discovery en su misión STS-120 a la Estación Espacial Internacional, una de las más complejas jamás planeadas.
Con este post va un reconocimeineto a las mujeres astronutas de la NASA que aún son minoría (1 a 10), pero se hacen notar con su gran labor y profesionalidad.
Por cierto, para este montaje se usaron las fotos de los astronautas James Lovell (Apollo 13) y Buzz Aldrin (Apollo 11).

Biografía de Pamela Melroy
Biografía de Eileen Collins

20 septiembre 2007

Visita al Centro Espacial Kennedy (Parte 5) : Desde aquí parten los transbordadores

El tour ahora nos llevaría hasta el lugar donde despegan las actuales misiones a la Estación Espacial Internacional, la flota de transbordadores compuesta actualmente por el Discovery, el Atlantis y el Endeavour (el Columbia se destruyó en 2003)despega desde la plataformas 39A y 39B, muy cerca una de otra.
Acceso al mirador de las plataformas de despegue.
Antes de subir a la torre, desde donde se puede ver un lanzamiento, pude apreciar de cerca el vehículo oruga que se utiliza para llevar el transbordador desde el Edificio de Ensamblado Vertical (VAB en inglés) hasta el sitio del despegue.Vehículo oruga transportador.
Aquí estamos en la cima de la torre mirador, no hay gran cosa además de las banderas insignia de los transbordadores, que en aquel entonces eran cuatro, sin embargo la gran cantidad de ventanales ofrece una excelente posibilidad a la hora de observar el evento.
Mirador del complejo 39
Finalmente aquí estoy, al fondo se puede apreciar la plataforma 39A y el transbordador que está allí es el Endeavour esperando su turno para dar inicio a la misión STS-99, lamentablemente el mal tiempo lo retuvo en tierra casi un mes más d elo previsto y terminó despegando en los primeros días de febrero, cuando ya había regresado de mi viaje, una pena. Aún me queda pendiente ver un lanzamiento.
Con el Endeavour al fondo.

18 septiembre 2007

Visita al Centro Espacial Kennedy (Parte 4) : Donde se incendió el Apollo 1

Otro de los sitios históricos es el Complejo 34, el lugar donde la tragedia golpeó por primera vez a la NASA. El Apollo 1 (originalmente Apollo 204) sufrió un incendio durante unas pruebas pre-vuelo el 27 de enero de 1967 ocasionando el fallecimiento de sus ocupantes.
Placa recordatoria en la entrada al inactivado Complejo 34.La tripulación de lo que hubiera sido el primer vuelo tripulado del programa Apollo estaba compuesta por el comandante Virgil Grissom (apodado Gus), y los pilotos Edward White y Roger Chaffee. En honor a ellos, la NASA renombró Apollo 1 a la misión cuyo objetivo era testear la cápsula en órbta terrestre por dos semanas.

Dos vistas de la estructura por donde pasaba el cohete Saturno 1B con la cápasula Apollo 1 siniestrada.

Las pruebas pre-vuelo consistían en crear una atmósfera presurizada de oxígeno puro. Un cortocircuíto en un cable mal aislado provocó un incendio que se extendió muy rápidamente, casi de forma explosiva, matando a los astronautas por asfixia en sólo 17 segundos. La falta de un sistema de escape de emergencia en la escotilla de la cápsula contribuyó en parte al desastre.


Otras dos vistas del complejo donde ocurrió la tragedia.

Demás está decirles que haber podido pisar el lugar donde la tragedia dijo presente en medio de la carrera espacial fue, al principio, toda una sorpresa ya que hasta no hace mucho era un sitio vedado al público en general, luego me produjo un sentimiento de tristeza a pesar de los años transcurridos y de las glorias conseguidas; aquí es donde realmente se siente el valor de quienes por la conquista del espacio tributaron con su vida.

Más sobre Apollo 1 y el accidente

Visita al Centro Espacial Kennedy (Parte 3) : Complejo del programa Mercury

La recorrida por los sitios históricos del KSC nos llevó como primera parada a la entrada del Complejo 14, el lugar desde donde despegaron los cohetes Atlas y llevaron al espacio a las cápsulas Mercury, las primeras del programa espacial tripulado americano.Como muchos sabrán John Glenn fue el primer americano en orbitar la Tierra, luego de él otros tres astronautas realizarían más pruebas orbitales, Scott Carpenter, Walter Schirra y Gordon Cooper hasta completar un día entero en el espacio y testear muchas maniobras que serían clave en los programas posteriores.
Lamentablemente el complejo no estaba habilitado para visitarlo y debimos contentarnos con sacar fotos del acceso, sin embargo más adelante tendríamos un gran desquite y cargado de emotividad.

Sitio oficial del Programa Mercury

Visita al Centro Espacial Kennedy (Parte 2) : Inicio del recorrido


En el anterior post de este tema quise poner un breve resúmen de la parte histórica del gran complejo espacial desde donde despegaron las históricas misiones de la NASA.
Ahora haremos un recorrido secuencial que nos llevará al pasado y al presente del puerto espacial. También será el lugar desde donde partan las futuras misiones a la Luna. Así que desde ahí se escribirán nuevas páginas de la historia del hombre en el espacio.Al menos en enero de 2000, la oportunidad en que visité el KSC, la entrada no era muy espectacular, solo un modelo a escala 1:1 del transbordador y el tanque externo junto a sus boosters por un lado y la boletería de ingreso por el otro, cuyo techo simulan los paneles solares de la Estación Espacial Internacional, desde allí un astronauta se "asoma" para espiar al público ingresante.Una vez pasado el pequeño trámite de la entrada s epuede ingresar al hall central desde donde s epuede planificar que tour tomar, el más popular dura dos horas y lleva a los visitantes a las áreas actuales del Cento Espacial, o sea desde donde despegan los transbordadores y donde se sitúan las instalaciones donde ensamblan a los módulos de la ISS; el otro tour dura tres horas y hace un recorrido por la parte histórica del KSC, donde despegaban las misiones del proyecto Mercury y Gemini, personalmente lo más interesante para mi.
Demás está decirles que tomé ambos recorridos ! ;-)
Para ello el KSC cuneta con una flota de buses que recorren los itinerarios a interevalos de cinco minutos, o sea que en una parada alguien podía quedarse el tiempo que quisiera tomando fotos, sabiendo que en breve otro bus pasaría por allí. En el punto de partida un misterioso personaje aguarda allí para darle un apretón de manos de bienvenida. Quien será ?

10 septiembre 2007

50 años en el espacio : El Legado

Ya casi se cumplen 50 años del inicio de la carrera espacial , muchos aún se preguntan para qué sirvió y otras voces aún más críticas relativizan los éxitos de la conquista del espacio por el hombre, argumentando que las necesidades de la Tierra son prioritarias.

La tecnología que posibilita al hombre viajar y vivir en el espacio significó una serie de mejoras aplicadas luego en la vida cotidiana actual, utilizamos, todos los días, la tecnología espacial casi sin darnos cuenta.

El reto impuesto por las potencias espaciales para que el hombre sobreviva en el espacio dio origen a un costado mucho menos espectacular, pero más práctico y eso se evidencia en las continuas aplicaciones de esta tecnología en nuestra vida cotidiana, los sectores de la medicina y la industria en general son los más beneficiados. Aquí, solo por mencionar algunos, van algunos ejemplos.

Uno de los primeros retos que las potencias espaciales enfrentaron fueron los cambios fisiológicos que un astronauta experimenta en la ingravidez, éstos obligaron a la creación de instrumentos médicos y sensores cada vez más sensibles y exactos, de una precisión asombrosa para localizar debilidad muscular y descalsificación acelerada de los huesos, el Hospital de Niños de Stanford, en EE.UU. fue el primero en aprovechar la tecnología espacial para utilizar un sistema de telemetría, mediante un sensor inalámbrico para detectar la actividad muscular anormal, las señales emitidas por ese sensor las recibe una simple PC que las convierte en imágenes para el diagnóstico.

Siguiendo en el plano médico, la bicicleta estática que utilizan los astronautas de larga permanencia en las estaciones orbitales, posibilitó la creación del ergómetro, una bicicleta con la que una pierna pedalea más lenta que la otra con el objeto de estudiar la coordinación muscular de las piernas y diagnosticar anomalías de manera muy precoz.

El termómetro infrarrojo, que originalmente se utilizó para chequear la salud de los astronautas en órbita, ahora se aplica en modernos termómetros que se introducen en el conducto auditivo e informa la temperatura corporal en menos de dos segundos.

La medicina cardíaca se benefició con la creación de un dispositivo, implantado en el cuerpo, consistente en cuatro electrodos, que corrige un amplio espectro de anomalías entre la taquicardia y la fibrilación ventricular, y un marcapasos de vanguardia que recibe señales desde un dispositivo externo, la misma tecnología usada para comunicar satélites con sus bases en la Tierra.

El láser, utilizado en satélites para medir distancias, tiene hoy en día muchas aplicaciones terapéuticas como las modernas angioplastías y los tratamientos odontológicos para restaurar piezas dentales.

La industria recibió el aporte de nuevos materiales, entre ellos nuevos vidrios y plásticos que no se rompen ni se rayan, que se utilizaron para los cascos de los astronautas y las cabinas de las naves tripuladas, estos materiales tienen una variada aplicación: vidrios de seguridad para bancos, cascos más livianos y resistentes, anteojos de sol irrompibles, lentes de contacto blandas pero resistentes a las rayaduras.
El tejido de los trajes espaciales para largas actividades extravehículares y el polvillo que transforma la orina en gel, que no irrita la piel, tuvo su inmediata aplicación en los pañales descartables para bebés y en las toallas femeninas, ambos con gran capacidad de absorción.

El no poder utilizar agua corriente en órbita dió origen a otros dos productos que ya se utilizan en la higiene cotidiana en la Tierra : los paños embebidos en una solución para limpiar manos y rostro y en un dentífrico que no requiere agua y no produce espuma, además se puede tragar sin producir daño alguno, el primer dentífrico de estas características que salió a la venta no podía llamarse de otra manera : "NASAdent"
Los tan comentados bolígrafos que escriben en cualquier dirección fueron posibles gracias a un pequeñísimo bombeador, el mismo principio se aplica en unos nuevos microinfusores para los diabéticos, asegurando un suministro de insulina contínuo y parejo.

La tecnología espacial también se metió en la cocina, la técnica para irradiar alimentos para su conservación, el horno a microondas y las bolsas hermétcas para conservar los alimentos en el freezer son claros ejemplos de ellos.

Los actuales corredores de Fórmula 1, los pilotos de aviones de combate y los bomberos utilizan un derivado del traje espacial lunar que asegura una refrigeración contínua dentro del mismo.

El agua corriente de muchos centros urbanos es purificada y potabilizada siguiendo las modernas técnicas que se utilizan en las estaciones orbitales para reciclado, incluso a nivel doméstico.
El revuelo que provocó una bacteria, que no solo pasó todos los controles ascépticos sino que además sobrevió varios años en la Luna, sobre una cámara de TV de la sonda lunar Surveyor, obligó a replantear los controles de esterilización que hoy se aplican en laboratorios y hospitales de todo el mundo.

La empresa Black y Decker fue contratada en su oportunidad por la NASA para perfeccionar herramientas para toma de muestras lunares, pero no desperdició la oportunidad de crear taladros inalámbricos y otras herramientas afines que hoy vemos en cualquier ferretería.

La lista parece interminable y realmente lo es, usted puede leer esta nota gracias a la tecnología informática que recibió un gran impulso de la tecnología espacial que así lo demandaba, recordemos que la computadora de la Apollo 11 solo tenía 300 k. de memoria o sea menos que un jueguito para niños. Pero más allá d ela Internet la globalización llegó mucho antes, a partir de que los satélites posibilitaron las comunicaciones por esta vía transmitiendo audio y video hasta llegar a otras aplicaciones como el muy actual GPS.
Cual será el siguiente paso ? la biotecnología parece ser el próximo eslabón, con la investigación de la formación de cristales protéicos en el espacio, tal vez en un futuro, no tan lejano, se puedan crear fármacos con la misma facilidad y rapidez con que se forman estos cristales de proteínas.

El hombre llegó al espacio hace 50 años desde el lanzamiento del Sputnik 1 en 1957, pero el legado que hoy nos deja es el de un constante avance y mejoras para la vida en la Tierra y, como todo cambio positivo, ya es inevitable y para siempre.

04 septiembre 2007

La torre de Babel espacial

A partir del mes entrante se renovará el contingente en la Estación Espacial Internacional. Por primera vez estarán juntos dos veteranos de expediciones anteriores y durante su permanencia recibirán visitantes con el transbordador espacial que darán a los próximos seis meses un carácter internacional a la permanencia del hombre en el espacio.

La próxima Expedición 16 dará comienzo con el lanzamiento de la Soyuz TMA-11, previsto para el 10 de octubre, en la cual viajarán la comandante Peggy Whitson, anterior paritcipante en la Expedición 5 y el ingeniero de vuelo y comandante de la Soyuz, Yuri Malenchenko, quien ya estuvo en la Expedición 7 en abril de 2003.
Junto a ellos viajará el primer cosmonauta malayo, Sheikh Muszaphar Shukor, en calidad de cosmonauta participante, quien permanecerá una semana a bordo de la estación y luego retornará a bordo de la Soyuz TMA-10 acompañando a los expedionarios salientes, Oleg Kotov y Fyodor Yurchikhin de la Expedición 15.

A partir de ese momento la Expedición 16 se hará cargo de la estación junto a Clayton Anderson, quien se encuentra a bordo desde junio llegando en la STS-117 Atlantis.
A fines de octubre llegará la STS-120 Discovery, llevando a bordo al módulo estadounidense Harmony (Nodo 2), entre los astronautas mas notorios estarán la comandante Pamela Melroy, la segunda comandante mujer de la historia; el italiano Paolo Nespoli y Daniel Tani, quien reemplazará a Clayton Anderson como tercer integrante de la Expedición, regresando Anderson en ese mismo vuelo.
La siguiente visita será la última misión del año, en diciembre llegará la STS-123, llevando a bordo el módulo europeo Columbus, el primer módulo que será instalado en la estación de manera permanente de la Agencia Espacial Europea. Enter los tripulantes más notorios estarán el alemán Hans Schlegel y el francés Leopold Eyharts; este último será el nuevo tercer integrante de la Expedición 16, será el segundo europeo que integrará una expedición en la ISS.
Para mediados de febrero de 2008 el transbordador Endeavour, en su misión STS-123, llevará la primera de tres partes del módulo japonés Kibo, se trata de la sección presurizada que permitirá a los astroanutas contar con otro espacio adicional para realizar experimentos científicos. El astronauta japonés Takao Doi formará parte de la tripulación y el novato estadounidense Garret Reisman será el relevo para el francés Eyharts, que retornará en este vuelo.

Los que más tiempo permanecerán en órbita serán, sin dudas, Whitson y Malenchenko, ya que serán releavdos en abril de 2008 luego de seis meses de vivir en el espacio.

La expedición 16 y sus visitantes conformarán un espectro internacional para la estación que se verá en contínua expansión en el futuro inmediato para el provecho de la comunidad científica.

Durante los próximos seis meses desfilarán por la estación representantes de siete países a saber : Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, Italia, Japón y Malasia. Realmente siempre despertó esa rara fascinación en mí de unión de naciones en el espacio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...